¿Debe Facebook censurar las transmisiones Live de su plataforma?

¿Quién y cómo decide qué contenidos censurar en las redes sociales?

Steve Stephens es el nombre del tristemente denominado “asesino de Facebook”, un desquiciado que el domingo 16 de Abril salió en su vehículo a buscar víctimas en Cleveland (Ohio), encontrando en su camino a un hombre de 74 años. Utilizando la cámara de su teléfono, por medio de Facebook Live transmitió en vivo el asesinato de Robert Godwin, a quien disparó en la cabeza y luego abandonó el lugar en completa calma. El autor era buscado frenéticamente por la policía en 4 estados norteamericanos, hasta que dos días después fue encontrado muerto con un balazo en la cabeza. Se cree que se suicidó.

El video alcanzó a estar disponible aproximadamente tres horas, y luego fue eliminado de Facebook junto a la cuenta del usuario, sin embargo algunos sitios de videos “duros” alcanzaron a descargarlo y aún se encuentra disponible, dando vueltas por la nube.

Mark Zuckerberg declaró públicamente su empatía con la familia del anciano y mostró preocupación por lo que algunas personas pueden llegar a hacer utilizando plataformas como Facebook para aprovechar la rápida viralización de contenidos freak, suicidios, fake news y otros contenidos no apropiados. Aprovechó de comentar que trabajarán rápidamente en las formas que buscarán para impedir, en la medida de lo posible, que lamentables hechos como el comentado se vuelvan a repetir.

¿Deben existir filtros? ¿Cuál es el límite que no deben o no pueden traspasar los usuarios?

Casos como el de Cleveland nos dicen de inmediato que sí se debe aplicar censura. Existen personalidades que no se hacen problema al ver este tipo de contenidos, y están defendiendo la libertad individual de publicar lo que uno quiera, incluso suicidios, violaciones, promoción de grupos violentos o terrorismo, o derechamente asesinatos. Todos esos actos son legal y moralmente condenables, así como el bulling y otros que pueden no ser condenables en lo legal pero sí altamente rechazables porque en su mayoría conllevan abusos contra personas o animales más débiles que el causante del atropello.

Desde mi punto de vista, en lo que puedo estar muy equivocado, el asesinato del señor Godwin podría no haber ocurrido si no hubiese existido Facebook Live ni otras app similares para transmitir en vivo. En muchas ocasiones el contar con la herramienta adecuada incita al perpetrador, lo estimula pues le otorga un factor de riesgo adicional a lo que pretende hacer. Mostrar en público, a desconocidos un acto tan repudiable como cualquiera de los mencionados, es a veces su fin único, sin importar que haya personas que sufran o incluso mueran en el intertanto.

No es posible eliminar las herramientas, las redes sociales ni las app para transmitir en vivo, porque en el día a día se han transformado en plataformas que apoyan a los profesionales, los deportistas, las empresas, los negocios y a las propias personas. Siempre van a existir desquiciados como Stephens, aunque esperamos que cada vez sean menos. Los administradores de las redes sociales y otras plataformas de comunicación y publicación de contenidos, sí deben establecer reglas y limitar el tipo de contenido que es aceptable, eliminando lo que se escape de la norma. Sin embargo se hace necesario que quienes revisan los contenidos también sean personas criteriosas para que no se repitan situaciones como cuando se suspendió la cuenta de una madre que publicó la foto de su hijo amantando, sin ninguna connotación sexual, u otras similares a lo largo del tiempo.

Es cierto, Internet es el reflejo de la libertad de las personas, donde queremos que no existan reglas, censuras ni que nos impidan decir lo que deseamos. Pero sí deben existir límites, y personas e instituciones que decidan cuáles deben ser para preservar la seguridad del resto de los usuarios de este mundo digital. El problema es ¿Cuán delgada es esa línea, y quién decide cuál es el límite?

 

Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Sebastián Cristi A. on BloggerSebastián Cristi A. on FacebookSebastián Cristi A. on LinkedinSebastián Cristi A. on Twitter
Sebastián Cristi A.
Desde 1997 dedicado a las redes, el aprendizaje y los negocios en Internet. Me autodenomino un obrero digital, trabajando, leyendo, escarbando y aprendiendo cada día... Amante cercano de la música, teclados, guitarra y -contra toda mi familia- de las motos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*